Baja en carbohidratos, baja en carbohidratos, baja en carbohidratos

SHARE
, / 436 0

Lo has escuchado en todas partes probablemente de forma permanente, de parte de tus amigos, en la TV o leyéndolo en Internet. También lo he sugerido una vez u otra por una sencilla razón: ¡funciona! Una vez que me di cuenta de que mis pantalones estaban un poco apretados y que mi estómago no estaba tan plano como me gustaría, reduje mi dieta a una dieta que fuese baja en carbohidratos – así es, baja en carbohidratos. Debido a que se me hace difícil evitar los bollos, fideos y más durante todo el día, me he concentrado mayormente en la cena. Así que puedo comer lo que quiero durante el día (por supuesto prestando atención a lo que moldea al cuerpo) pero tampoco he planificado mucho. De hecho, una dieta baja en carbohidratos requiere de algo de planificación y organización. Especialmente si no quieres evitar los platos de acompañamiento de la cantina – aunque incluso este método haya probado ser bueno, cuando debes de improvisar en algunas ocasiones. Pero aquellos (como yo) que no pueden ser tan disciplinados durante toda la semana, deben de empezar a mejorar con las cenas de bajo contenido en carbohidratos y combinarlas con un día adicional para comer menos carbohidratos semanalmente. Para mí ese día sería el Domingo, pues tengo tiempo para cocinar y pensar exactamente sobre lo que debe contener el menú.

 

Low

 

Para aquellos que ya no pueden aguantar su ensalada diaria, tengo algunas otras ideas de recetas:

Tomate con Mozzarella – ¡se hace rápido, barato y no tiene carbohidratos! Simplemente corta los tomates y el queso en rodajas, colócalos uno encima del otro, rocía con aceite de oliva y vinagreta, y enriquece con sal, pimienta y albahaca fresca.

Chile con carne – El que opta por este está haciendo trampa, claro, pues probablemente deberías evitar el maíz. Pero un chile bueno, sin arroz o pan, todavía llena, abriga al interior y sin lugar a dudas da la impresión de que no falta nada. ¡Se pueden encontrar muchas recetas en Internet!

Albóndigas de atún – no siempre tienen que ser de carne, el pescado proporciona una buena base para la dieta baja en carbohidratos. Para esto, simplemente mezcla el atún enlatado con queso crema de hierbas, coliflor triturada, media cebolla y un huego blanco, sazona bien y hornea durante media hora en un molde para Muffin

Pasta de calabacín – lo admito el nombre no es del todo correcto, pero la pasta de calabacín al menos sabe tan bien como la original. Para prepararla, sólo tienes que pelar el calabacín con un pelador de verduras en tiras largas y finas, y asarlo en una sartén con un poco de aceita hasta que estén cocidos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

PASSWORD RESET

LOG IN